El derecho a la estética

Hace pocos días fuimos con P a la Registraduría de nuestra localidad para sacarle su tarjeta de identidad. Ese documento que, aquí en Colombia, todos los niños deben tener a partir de los 7 años. Sin embargo, pese a la emoción del momento al ver a nuestra hija dar un paso más en su vida, encontrar una oficina que más parecía una casa abandonada, me dejó muy impactada.

Lo que encontramos a nuestra llegada fue un espacio frío, descuidado, roto… Un espacio abandonado, aunque recibe a cientos de personas cada día y aunque es el lugar en donde hay quienes deben ir a trabajar todos los días. Sinceramente, me sentí insultada ¿Qué podemos esperar de una institución pública que ni siquiera puede hacerse cargo de sus instalaciones?

Jean-Jacques Sempé

Siempre está la excusa de los presupuestos, las prioridades, lo bello como lujo o cómo aquello que debe ponerse en segundo plano frente a otras miles de necesidades, pero no nos engañemos, tener un espacio estético, agradable y respetuoso no es cuestión de dinero, es cuestión de interés y cuidado. El mismo interés y cuidado que espero tengan por mí quienes me gobiernan.

Sin embargo, me sorprende descubrir, con más frecuencia de lo que esperaría, que el cuidado por el entorno, es un tema ajeno a muchos. Y me sorprende porque para mi lo es todo. Creo hasta la médula que vivir en espacios agradables y estéticamente  pensados, nos hace mejores personas, nos hace tener una relación diferente con el afuera y, definitivamente, construye país.

Jean-Jacques Sempé

Hablo de la estética como derecho y deber. Los espacios hermosos, no son exclusivos de unos pocos, ni deben ser pensados sólo para ciertos escenarios. Los espacios hermosos son derecho de todos y todos debemos preocuparnos por ellos.

Nos hace falta mucha conciencia estética y desarrollarla, no es sólo cuestión de políticas públicas, es cuestión de cada uno de nosotros y debe ser algo cotidiano. Todos los espacios que nos rodean, públicos o privados deben ser cuidados por quienes los habitan. Deben ser funcionales si, pero también agradables.

Alguna vez oí a alguien decir que la estética es la piel de la ética, lo cual me dio mucho que pensar y cada vez creo más en lo acertado del comentario. Pues pensar en la estética, más que una cuestión de gusto, es una cuestión de cuidado. Y el cuidado por el entorno, refleja sin lugar a dudas las normas morales que rigen nuestra conducta. Creo que preocuparnos por la estética habla del compromiso que tenemos con el mundo y con los otros.

Jean-Jacques Sempé
Es importante que entendamos que las cosas bellas elevan nuestra vida cotidiana.

Nota: acompaño estas palabras con las hermosas ilustraciones de Jean-Jacques Sempé. Porque para imágenes que ilustren el descuido de los espacios, ya tenemos suficiente con tener que ir a esos lugares.

Anuncios

2 pensamientos en “El derecho a la estética

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s