En sus palabras

IMG_0163

Entre los papeles que guardo de mi abuela encontré una hermosa charla que alguna vez hizo sobre la literatura, de la cual me gustaría compartir un fragmento, porque de ella aprendí mucho, muchísimo.

…Yo los invitaría hoy a que nos hiciéramos una sola pregunta:

¿estamos dispuestos a compartir con los niños y los jóvenes con los cuales permanecemos largas horas del día, nuestra experiencia lectora?

¿estamos dispuestos a poner nuestro entusiasmo, nuestra mayor ternura, en encontrar los medios para que ellos amen la lectura?

¿Estamos igualmente dispuestos a cuestionar nuestra actitud de transmisores del saber y, como tan hermosamente nos dice Daniel Pennac, “Dar confianza a los ojos que se abren, a las caras que se juntan, a la pregunta que va a nacer y que llevará a otra pregunta…”, sin pedir nada a cambio, “ningún juicio de valor, ninguna explicación del vocabulario, nada de análisis de texto, ni de indicaciones bibliográficas”, “porque es cierto que no se fuerza la curiosidad, se la despierta”?

No pretendo detenerme a enumerar las mil formas buenas y menos buenas a las que maestros bien intencionados recurren para estimular ese fomento al gusto por la lectura de que tanto hablamos, y que desgraciadamente, y con más frecuencia de la que todos pensamos, se convierte en slogan.

He querido compartir hoy con ustedes mi historia personal, porque ella, revivida en mi memoria, y elaborada en mi reflexión, me ha mostrado claramente que la mejor pedagogía es aquella que se realiza con compromiso, con entusiasmo, con generosidad.

Que si ese compromiso, ese entusiasmo, esa generosidad, los unimos con nuestra experiencia, a nuestro saber, siempre encontraremos caminos creativos para estimular el gusto por el libro, por la lectura. Siempre tendremos un pensamiento y una actitud abierta hacia lo nuevo, hacia el cambio, mirados éstos desde lo positivo, desde lo que nos aporta y enriquece y siempre tendremos la posibilidad, aún en las difíciles y dolorosas circunstancias, como las que en éste momento vive nuestro país, de ser colaboradores en ese hermoso propósito de mejorar la calidad de vida de nuestros niños y jóvenes.”

FullSizeRender (26)IMG_8598

Que feliz me hace sentir que de alguna manera y no solo en el fomento al gozo por la lectura, sigo el camino que mi abuela empezó a caminar hace tanto tiempo.

¿Será por eso que la siento a mi lado en cada paso?

IMG_3646

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s