West coast vacations, tercer destino: Los Ángeles II

Newport beach

Otra playa de ensueño para pasar un buen rato. Pero sin buscarlo lo mejor de esta zona fue la experiencia inolvidable que debemos agradecer al GPS que nos llevó por ese camino: cruzar a la península de Balboa en ferry. Absolutamente de película y recomendadísimo. Viviendo a más de 2600 metros de altura y muy lejos de la playa, este tipo de experiencias son lo máximo!

Después, vale la pena esperar en la playa el atardecer, pues los colores del cielo parecen acuarelas desvaneciéndose en un papel y el clima es absolutamente delicioso si uno a tenido la previsión de llevar un buen saco.

IMG_1477

IMG_1556

IMG_1542

IMG_1557

Los Angeles ciudad

En pleno downtown, un imperdible para comer sin remordimientos, ni culpas, es el Grand Central Market. La verdad es que adoro este tipo de mercados en el que hay una oferta envidiable de cosas ricas para probar, cada una con su estilo, descomplicado y relajado. Ya quisiéramos haber tenido el tiempo para probar más de uno de los puestos que hay, pero puedo recomendar Horse Thiefe BBQ, Eggslut y un puesto salvadoreño, Sarita´s pupuseria, en donde se consiguen pupusas de verdad, verdad, que para quienes no las conocen son deliciosas y vale la pena probarlas.

IMG_1121

IMG_1162

IMG_1145

Y si, como nosotros, aman la música y son unos nostálgicos de las grandes tiendas de este tipo, hay que perderse en la inmensidad de Amoeba en West Hollywood. Nos sorprendió volver a encontrar cassettes y poder sostener en la mano vinilos y cd´s sin necesidad de ninguna aplicación. Qué placer volver a gastar horas pasando discos entre los dedos.

IMG_1102

IMG_1086

De resto, hay millones de cosas para ver, pero no te teníamos afán de verlas todas, así que pisamos un par de estrellas del camino de la fama, jugamos de lejos a sostener el cartel de Hollywood, pasamos enfrente a Whiskey a go go y The rainbow (lugares de culto para los rockeros) y miramos desde la ventana del carro la ciudad que recorríamos.

IMG_1069

El día que pasamos paseando por Los Ángeles ciudad era 4 de julio. La verdad habíamos pensado buscar algún lugar para vivir esa festividad tan importante para los norteamericanos, pensamos en ir a la playa o algo así, pero el día se nos fue pasando sin darnos cuenta y al acercarse la hora en que empezaban las celebraciones, nos sentíamos realmente agotados. Sin embargo, vivimos algo un poco surreal, pues a las 9:00 pm, que empezaban todas las celebraciones, nosotros nos encontrábamos en el carro rumbo al hotel. Lo cual, teniendo en cuenta las distancias de esta enorme ciudad, significaba un largo trayecto. Lo que fue increíble de presenciar, fue como la ciudad entera se iluminaba con los fuegos artificiales. Una hora sin parar de sorprendernos con una pirotecnia detrás de otra, una hora en la que el cielo cambió de color y se vistió de fiesta. Fue maravilloso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s