Un pedacito de amor en la maleta

FullSizeRender

Desde hace un poco más de un año P dió inicio a su vida en primaria y empezamos a enviarle lonchera. Antes no era necesario porque le daban las onces en el colegio, así que era un tema en el que no pensábamos mucho más allá de conocer que le daban, para saber que eran ricas y balanceadas.

Pero con esta nueva etapa escolar, nos enfrentamos a un nuevo reto, preparar la lonchera todos los días. Teníamos claro que no queríamos recurrir a las opciones chatarra: paquetes de chucherías, gaseosas, dulces y el sinfín de productos pre fabricados que ofrece el mercado para estos snacks infantiles. No solo porque nos parecen poco saludables y nutritivas, sino principalmente, porque nos parecían despreocupadas, fáciles, vacías…

Sin pensarlo, la lonchera se fue convirtiendo en un pedacito de amor que le mandamos a P en su maleta todos los días. Una manera no verbal de decirle que la queremos, la cuidamos, la acompañamos. Y entonces, nunca fué, como alguna vez pensamos que podría ser, una dificultad, un gasto de tiempo o una complicación. Pensar y organizar la lonchera es como una pequeña carta de amor que diariamente le escribimos a nuestra hija para decirle que siempre estaremos ahí aunque no pueda tocarnos con sus manos.

IMG_4926

Para mi todo es importante, que sea rico, pensado, bien puesto, que huela bien… siempre pienso en la diversidad, porque a mi personalmente, me aburre enormemente comer siempre lo mismo. Hay días de sal, días de dulce, días indulgentes… y la verdad, no quita tiempo, da tiempo. Tiempo para pensar en sus gustos, en sus necesidades, en ella, en nosotros… que manía esa terrible obsesión actual por ahorrar tiempo. Comprar unos paquetes, unos jugos envasados y no pensar, meter todo de afán en cualquier maleta y salir de eso. He decidido que el tiempo lo ahorro, si hace falta, en otras cosas, pero no en eso. Así que hago miles de cosas que me gusta mandarle en las mañanas para que la hagan feliz. Y no solo hablo de comida. A veces, mando una pequeña nota en la que le digo algo bonito, porque, ¿no es maravilloso sorprenderse con palabras lindas en medio del dia?

No se asusten, no se trata de complicarse, hay un montón de cosas fáciles que se pueden preparar. Yo les voy a contar las que más nos gustan en esta casa, pero cada casa tiene sus gustos y preferencias, no hay una sola forma de hacerlo. La idea es que sea divertido, sencillo, rico y que se convierta en un acto amoroso y placentero y no en un agobio. En últimas, independiente de lo que vaya metido en la lonchera, aunque creo que quedaron bien claras nuestras preferencias, se trata del tiempo dedicado, del estar presente en esos pequeños actos que, aunque podrían pensarse sin importancia, lo son todo.

Aquí van nuestros favoritos:

Lonchera 1:  Pizza casera + fruta + agua con algún trozo de fruta adentro.

IMG_2394

La pizza es facilísima de hacer, es solo coger un pan árabe, ponerle pasta de tomate o alguna salsa de pasta rica, añadirle queso y orégano y meterla al horno hasta que el queso se derrita. A veces le añado champiñones, jamón, o rugula, pero eso ya depende del gusto de cada familia.

Al agua me gusta ponerle trozos de fruta o hierbas  para saborizarla, piña, arándanos, menta, fresas, moras, limón, pepino cohombro… lo que haya en la nevera, junto o separado. A veces a P le gusta sin nada. Agua sin más. Pero si a ustedes les gustan los jugos, pues jugos y no aguas.

Lonchera 2: barritas de pan con nutella  o pan de banano y nutella + fresas + bebida natural. También se puede cambiar el pan con nutella por barritas de pan con mantequilla y miel o mermelada o con queso crema 

Lonchera 3: wrap de queso y jamón + fruta + almendras (o un chocolate) + bebida natural

Lonchera 4: pancakes + sirup (en un frasquito aparte) + fruta + bebida natural. A veces le añado unas salchichitas o cambio el sirup  por azucar pulverizada o mermelada.

Lonchera 5: yogurt + miel (en frasquito aparte) + cereal  (también en frasquito aparte para que llegue crujiente y no blandito por la humedad del yogurt)+ fruta + bebida natural

Lonchera 6: ensalada de frutas + granola (en un recipiente aparte) + bebida natural. Cuando quiero sorprenderla con una pequeña indulgencia, le añado un par de merenguitos. 

Lonchera 7: barritas de pan tostado con miel (a veces van con mermelada o queso crema)+ fruta + bebida natural

Lonchera 8:  brownies o galletas de avena caseros + fruta + bebida natural. También se puede añadir un queso. 

Lonchera 9: platanitos o palitroques o palitos de zanahoria y apio + queso crema o sour cream + bebida natural + compota de fruta

Lonchera 10: queso pera + manzana + mantequilla de maní natural + almendras + bebida natural

Lonchera 11: totopos + pico de gallo o salsa mexicana + fruta + bebida natural

Lonchera 12: Pan de banano + mango biche con sal, limón y miel + bebida natural

 

Espero que les gusten las sugerencias, pero sobretodo, que los inspiren para crear sus propias combinaciones y mandar en la lonchera un trocito de amor a sus hijos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s