Estamos llegando a la edad del no retorno

 

tumblr_ok28z8bN241tb41voo1_1280

Y entonces me pregunto, ¿era todo tan trascendental, tan importante?
Se que es una tontería pensar qué decisiones diferentes habría tomado si en ese momento supiera lo que ahora se, como habría sido mi adolescencia si la viviera la juliana de hoy; si, una tontería si lo pienso en relación a mi. Pero no es así que lo pienso. Lo hago en relación a P y entonces la pregunta se convierte en ¿cómo darle las herramientas suficientes para atravesar la adolescencia sin olvidar que la vida merece vivirse y que siempre, aunque a veces no lo parezca, habrá motivos para sorprenderse y soñar? ¿Cómo la hago sentir segura, amada, libre y protegida? ¿Cómo la lleno de fuerza para que se sienta capaz de ser quien es independiente de lo que el mundo le susurre a gritos que debe ser?

09690129a6ec8affe80885b5c3c693f5

Los años de la niñez van llegando a su fin, pero no siento nostalgia. Me he gozado cada instante al máximo y seguiré disfrutando los años que nos quedan de esta etapa, pero veo cerca el arribo de la adolescencia y miro a mi alrededor el mundo que la recibirá en este momento tan determinante de su vida (y seguramente de la nuestra con ella). ¿Cómo serán sus amigos? ¿Hasta donde debemos llegar? ¿Hasta donde respetar su espacio y su privacidad, sin dejar de estar presentes, atentos?

tumblr_oilz9vEUy81tb41voo1_1280

Me pregunto con curiosidad, ansiedad y un poco de temor a lo desconocido, como surcaremos ese mar tempestuoso, fascinante y oscuro, que es la adolescencia, tratando de mantener la sonrisa en la cara y sujetándonos fuerte a la vida para seguir gozando. Me pregunto por qué los adultos con tanta frecuencia le restamos importancia a lo que los adolescentes sienten, piensan, temen y disfrutan. Por qué juzgamos tan fuertemente sus comportamientos olvidando que hacemos parte clave de ellos y que en gran medida hemos sido sus constructores.
Si, tal vez desde nuestro lugar actual, muchas de las cosas que a esa edad se viven como enormes, sean nimiedades, pero ¿olvidamos tan fácil como las sentimos nosotros? O ¿tanto miedo nos da ponernos en juego frente a su distancia y su mirada profunda, que preferimos creer que no existen, que no son importantes? Yo no quiero olvidarlo, no quiero negarlo. Pero no sé muy bien cómo afrontarlo pues hay mucho que desconozco, simplemente por una cuestión generacional, cronológica.
Tal vez, lo que más me inquieta en este momento es saber que los años cruciales para llenarla de posibilidades, de fuerza, de criterio, están llegando a su fin. Hace unos meses la pediatra nos lo dijo, “estamos llegando a la edad del no retorno. Las bases ya se están terminando de construir”.

tumblr_oe39umuq4x1tb41voo1_1280
La verdad no tengo respuestas, tengo millones de preguntas. No tengo certezas, pero tengo la obligación de no olvidar que siempre hay opciones, variables, puntos de vista.
Tengo la obligación de mantener los ojos bien abiertos, el corazón permeable, la mente atenta, los brazos siempre dispuestos a sostener, a abrazar, la razón consciente de su disposición a errar, los oídos despejados… tengo la obligación de no olvidar lo que era sentir que el mundo giraba a veces demasiado rápido y de alguna manera ofrecerle a P lo que se ahora, para que ella tome lo que quiera, lo que le sirva, lo que necesite y deseche, sin yo reprochárselo, lo que quiera. Eso la convertirá en la mujer que ella quiera ser y espero la que un día abra los ojos y descubra que la adolescencia quedó atrás, que el mundo ahora gira a su ritmo y que ha encontrado su lugar. Y, ojalá, que haya podido sonreír y reír a carcajadas más de una vez mientras pasaba por esa etapa.
tumblr_ong8fhehkz1tb41voo1_1280

*Hoy terminamos de ver “TH1RTEEN R3ASONS WHY“.

Creo que, más allá de toda polémica, todos los que tenemos hijos o nos relacionamos directamente con adolescentes, deberíamos verla y verla poniendo atención a las sutilezas, los matices, las cosas que “no parecen importantes”. (o si prefieren, pueden leer el libro)

**Acompaño estas palabras con las bellas ilustraciones de Ohgigue

Say bye bye to room

A veces creemos que el mundo es todo lo que tenemos a mano. Lo que tenemos más que conocido y nos da seguridad. La cama, el armario, la silla, la planta… Las cosas que han estado ahí siempre, las personas, las formas de relacionarnos.

Pero a veces, algo sucede y la puerta se abre… Con asombro y miedo, descubrimos que hay mucho más allá afuera y empezamos a pensar…

El mundo nunca volverá a ser el mismo.

Cerrar la puerta y quedarse con lo que había es imposible, ya sabemos que hay más. No es fácil, salir y encontrar que nos hace realmente felices es un reto, una aventura de la cual no conocemos el final.

9401a991ad72747dc26926638070807a
Ilustración de Marco Somà para el libro El momento perfecto, de Susanna Isern. Ediciones La Fragatina

El mundo se vuelve gigante, en ocasiones aterrador por no tenerlo todo controlado, pero inmensamente atractivo. Un territorio nuevo que explorar con miles de posibilidades.

Algunos deciden nunca abrir la puerta. Pero cuando se toma la decisión de hacerlo, hay que vencer el miedo y avanzar, poco a poco. Aprendiendo a abrir los ojos frente al sol, a protegerse del frío, a abrigarse cuando hace viento, a caminar de la mano de alguien cuando las piernas nos fallan… Pero sobretodo hay que arriesgar, hay que probar para descubrir qué nos gusta y construir la vida ante la inmensidad de las posibilidades.

Y un día… mirar atrás, despedirse amorosamente del pequeño mundo en el que estábamos y caminar.

…no tengas miedo, lo estás haciendo bien.

(Hoy vimos la película room)

Tal vez, no hay que tratar tanto

Antes que nada, Feliz nuevo año a todos!!! Espero hayan tenido unas maravillosas fiestas y estén empezando el año llenos de sueños por cumplir.

P y M en la ventana

En estos días de vacaciones y de niños en casa, he pensado mucho en los comentarios que casi por defecto hacemos “que largas las vacaciones!!”, “¿qué organizo para que no se aburra?”, “pobre, lleva todo el día en la casa!!” etc… y en cómo muchos adultos se sienten muy agobiados en relación a los tiempos libres de sus hijos.

A veces creo que las mamás y papás de estos tiempos, sienten que para ser buenos padres deben esforzarse mucho… no me mal entiendan, desde luego creo que ser padres, implica un compromiso serio, una constante evaluación y una capacidad autorreflexiva y autocrítica muy alta. Pero me parece que hoy en día, por lo menos en mi entorno, las mamás y los papás, se sienten con la obligación de dar todo lo mejor a sus hijos; cursos, clases, millones de actividades… Con frecuencia pienso que hay que relajarse, gozar los momentos compartidos y seguir atesorando los propios (de uno y de sus hijos, porque ellos también necesitan tiempo propio y a solas)

10385574_10152297979531968_2003396216024856491_n

Creo que tenemos que esforzarnos menos en crear y moderar espacios para y con los niños y dejarlos más vivir su infancia. Dejarlos que inventen, propongan, descubran, y también, si señores, que se aburran, pues definitivamente aburrirse es un gran catalizador creativo.

Quizás tenemos que preocuparnos menos porque nuestros hijos accedan siempre a lo mejor de todo, tal vez con la fantasía -no aceptada o consciente- de que sean los mejores en todo. No estar rodeado siempre por lo mejor o no tener siempre acceso a las mejores ofertas es importante. Importante para aprender a construir con lo que hay, con lo que se puede. No siempre podemos ofrecerles un tiempo de calidad, creativo, enriquecedor, etc, etc… a veces estamos ocupados con millones de cosas, no tenemos la mejor actitud, estamos tristes, enojados… en fin, somos humanos y la vida no siempre es perfecta, menos mal. Pero no necesariamente hay que sentirse en deuda o en falta por eso.

Alguna vez leí en un libro de Louise Hay que tenemos que aceptar y entender que nuestros padres hicieron lo mejor que podían con lo que tenían y, quizás, dejar de poner todas nuestras tristezas, rabias y nostalgias en ellos y aprender a vivir con la historia que a cada uno nos tocó. Es importante aprender eso, porque así es como creo que hay que vivir la vida, lo mejor que se pueda con lo que se tenga. No me entiendan mal, no estoy diciendo que hay que ser mediocres, resignados o conformistas, mucho menos que no hay que esforzarse por los hijos. Simplemente digo que no hay que tratar tanto, que hay que relajarse y permitir que la vida fluya con más tranquilidad, no tan rápido ni con tantas expectativas como el mundo actual nos hace creer.

FullSizeRender (3)

Como todo en la vida, creo que se trata de ritmos y equilibrios. Y esos, amigos míos, no los da nadie, no se encuentran afuera. Esos, hay que buscarlos, pelearlos, defenderlos. Esos son propios, íntimos, transformables y maleables.

Ser mamá y ser papá no es sencillo, pero no es una tortura. Los meses de vacaciones no deberían ser un drama, si podemos estar, bien, delicioso compartir y disfrutar de ese momento, pero si no podemos estar, nuestros hijos también son capaces de divertirse, encontrar entretenciones y disfrutar su propio tiempo. Campamentos, cursos de vacaciones, actividades, son maravillosos, si no se convierten en obligaciones o en motivos de angustia si no son frecuentes. No tener todo planeado, organizado y ocupado, no es grave. De hecho, creo que es una gran oportunidad para todo lo posible.

IMG_3565

 

 

Very provocative!!

En estos días de fin de semana, con tiempo para una tarde entera de Netflix (aprovechando que P estaba con lo abuelos) J y yo hicimos un gran descubrimiento que nos ha dejado felices y que no puedo dejar de compartirlo con ustedes.

Se trata de la serie documental Chef´s Table, definitivamente, un imperdible!

Afiche-Chef-table

Una serie de 6 capítulos dedicado cada uno a un gran chef del mundo. Aparentemente, un documental sobre chefs y cocina, pero en la realidad, una serie delicada y perfectamente realizada, que habla esencialmente del pensamiento creativo y de la creatividad como forma de vida. De la capacidad de conectar diferentes referentes para buscar soluciones. Eso sí, una serie que es mejor no ver con hambre, porque se despiertan todos los sentidos y dan ganas de probar, oler, tocar, sentir cada uno de los platos y preparaciones que van apareciendo.

Pero sobre todo, Chef´s Table nos habla de personas, de maravillosas personas que han sido lo suficientemente valientes para oír su voz interior y defenderla en medio de un mundo lleno de ruidos. Una inspiradora serie que, a mi personalmente, me hizo soñar con millones de posibilidades y me hizo suspirar de emoción al ver como hay gente que ha logrado tanto siendo consecuente con sus ideas de manera tan creativa.

No les adelanto nada más, aquí les dejo el trailer para que se antojen y ojalá abran un tiempo en sus agendas para dedicárselo a esta bella producción que seguro, por lo menos, les dará un momento de placer.